Más de $370 millones ha destinado la Arquidiócesis de Santiago a su campaña Contigo Hermano

A través de una cuenta pública transmitida por Facebook Live, la Iglesia de Santiago presentó este miércoles la rendición del presupuesto empleado para su campaña de seguridad alimentaria “Contigo Hermano”, que a un año de su implementación ha logrado recaudar más de $370 millones y cerca de 20 toneladas de alimentos.

Como un gesto de transparencia hacia las personas, empresas y organizaciones que aportaron a la campaña -y también para el conocimiento público de la sociedad civil-, este miércoles la Iglesia de Santiago, a través de su Vicaría de Pastoral Social presentó la rendición anual de cuentas de su campaña “Contigo Hermano”, iniciativa que a través de un modelo subsidiario logró entregar una respuesta eficiente y oportuna a las necesidades que surgieron como consecuencia de la crisis socio-sanitaria ocasionada por la pandemia del covid-19.

Desde su implementación el 9 de abril de 2020, la campaña Contigo Hermano ha logrado recaudar $372.656.940, de los que se desglosan aportes provenientes de las donaciones de personas y comunidades parroquiales ($151.106.459), aportes de instituciones sin fines de lucro ($151.434.426), donaciones de empresas ($43.974.944) y aportes desde el Arzobispado de Santiago ($26.141.111); además de las más de 20 toneladas de alimentos que fueron recibidas y canalizadas a través de las tres líneas de acción que movilizan la solidaridad de esta campaña.

La primera línea de acción, y la que movilizo un mayor número de recursos, fueron las cajas de alimentos no perecibles. Con una inversión de $295.246.539, esta acción logró la entrega de 13.370 unidades que beneficiaron a 54.480 personas.

Por otro lado, se destinaron $44.803.203 al apoyo de 113 comedores y ollas parroquiales en siete zonas de Santiago, haciendo posible la entrega semanal de 49.819 raciones de alimentos a 15.300 personas. Este esfuerzo fue posible gracias al compromiso de los 925 voluntarios que destinaron su tiempo a la elaboración de las preparaciones e incluso a la implementación de un sistema de “delivery” para llegar a los adultos mayores postrados y personas que vieron afectada su salud por el covid-19.

En su tercera línea de acción, y atendiendo a la solicitud de organizaciones civiles, como juntas de vecinos y clubes deportivos, la campaña Contigo Hermano destinó $21.049.528 a la compra de insumos a granel que permitieron apoyar la gestión en 164 ollas comunes y comedores solidarios de la Región Metropolitana.


Una forma de vivir intensamente la solidaridad

Para el Vicario General, monseñor Cristian Roncagliolo, el desafío del Arzobispado fue siempre movilizar la solidaridad, especialmente en un contexto tan difícil como el que atraviesa el país, y que la Iglesia pudo responder prontamente. El obispo calificó la acción de Contigo Hermano como “un espiral de caridad notable” donde “todos se hacen parte viva, eso genera una cadena, esa es la Iglesia”, señaló.

Por su parte, el Vicario de la Pastoral Social padre Jaime Tocornal, agradeció el compromiso y esfuerzo de todo el equipo que logró llevar adelante este desafío mayor. “Quisiera remontarme a la frase de Jesús ‘denles ustedes de comer’ (…) Esta campaña Contigo Hermano, ha pretendido no solo ayudar, sino que también podamos reflexionar del sentido de la ayuda”, señaló.

Luis Berríos, secretario ejecutivo de la Vicaría de Pastoral Social Caritas, agradeció el trabajo de los voluntarios y la generosidad de todos quienes aportaron a la campaña que permitió llegar a cientos de personas en situación de vulnerabilidad, y reconoció el trabajo de los colaboradores de la vicaría, quienes señaló han prestado apoyo técnico, metodológico y emocional a los voluntarios “porque estar de frente con personas que no tienen como alimentarse exige una demanda emocional muy grande”.

Desde la Fundación Emmanuel, su director ejecutivo Pablo Fuenzalida, agradeció la oportunidad de formar parte de la gestión solidaria de “Contigo Hermano”, que significó la reasignación de recursos de la institución ofrecidos al Arzobispado para llegar con ayuda fraterna a quienes más lo necesitaron. “Estamos muy agradecidos por ayudarnos a cumplir nuestra misión y ser parte de la suya”, dijo.

En nombre de los cientos de voluntarios que hicieron posible este desafío, Elena Martínez, de la parroquia Santo Cura de Ars en la comuna de San Miguel, destacó el apoyo que ha significado la campaña Contigo Hermano para cubrir la necesidad de numerosas familias que se vieron afectadas por la crisis. “Nosotros ponemos la mano de obra y ustedes ponen las herramientas (…) “Les doy las gracias infinitas y le ruego a Dios que podamos seguir trabajando de esta forma porque este año es complicado. La gente más joven se nos está enfermando. Hoy día vemos que el jefe y jefa de hogar se nos están complicando y estamos teniendo más necesidades”, afirmó.

La cuenta pública está disponible en el Facebook de la Iglesia de Santiago

Documentos:
Informe Rendición de Cuentas Campaña Contigo Hermano 2020-2021